El Zip

El guardián maya de los venados


"Entonces vio a un venado de gran cornamenta, con un enjambre de avispas en su cabeza, sabía que era cosa mala pero decidió dispararle. Se oyó la explosión y el silbido de la bala, más aquella traidora se fue zumbando lejos, hasta perderse."

En la región de Yucatán, México, se cree en la existencia del Zip, una entidad guardiana de la naturaleza que opera como protector de los venados y se presenta ante los humanos casi como un cérvido común pero con características destacables.


Se describe como un venado pequeño, en ocasiones demasiado para el tamaño de un venado cola blanca adulto y más cercano al tamaño del venado temazate; de estampa noble e inmaculada, porta una cornamenta que puede variar, según la apreciación de cada testigo, de poco desarrollada a ostentosa; el elemento que siempre estará presente y con el que podemos identificarlo, es la posesión de un nido de abejas o avispas resguardado entre sus cuernos.


Como podrás imaginar, el Zip se presenta con mayor frecuencia ante quienes practican la caza, su intención no es otra que la de advertir a los venados la presencia de cazadores, misma que realiza con gemidos o bramidos, siendo similar al sonido que produce el arrendajo, un pájaro de la región, y que se onomatopeya como “ppapp-ppapp”; además de ser centinela, el Zip también participa como distractor de traperos y cazadores, ya que estos pueden perseguirle durante largo rato, dándose cuenta del error cuando se encuentran lejos de sus presas.

"Le siguió por el monte durante largo rato, hasta que llegaron a una barranca, cuando creyó tenerlo a tiro el animal salto al vacío y se desvaneció. Ya muy tarde se dio cuenta que se había perdido y no había cazado nada. Sin duda, aquello era cosa mala."

Es posible evitar la presencia del Zip, mediante la realización de un “secreto”. Tras capturar a un venado, podemos extraer de sus intestinos una formación calcárea, que servirá como talismán durante todo el año, ahuyentado la presencia del guardián ungulado. Curioso resulta que además de tener caducidad, el amuleto no resguarda a su portador si ha abusado de la cacería, ya que podría ser castigado por otra entidad guardiana.


Podríamos pensar en el Zip, solo como un antagonista de quién practica la caza, más en algunos relatos parece presentarse ante el cazador, con la intención sutil de advertir su extralimitación y las consecuencias negativas, de continuar con su actividad, y es que el pequeño guardián no siempre se presenta solo, sino que le acompaña una entidad de mayor rango, conocida como “Dueño” y que por lo regular si se muestra ante algunos humanos, es para castigarles.


Además de ser guardián, en la cosmovisión maya el Zip es considerado como wayjel íik', un espíritu de los vientos que habita en las cuevas y ojos de agua. Según los yucatecos es posible matar a esta entidad, más al lograr este objetivo, se advierte, el asesino sufriría el mismo destino.


Bibliografía

  • Barrera Peniche, Roldán. 1982. Fantasmas Mayas. México: Prelasa.
  • Chávez Gómez, Jose Manuel A. 2012. Los Significados del Venado Sol en la Cosmovisión Maya, Un atisbo a la mitología y la historia oral mayance. México: Editorial Académica Española.
  • Ligorred, Francesc. 1992. “H-Dzon ceh”. Aspectos etnoliterarios y lingüísticos de un cuento maya contemporáneo.

Escribir comentario

Comentarios: 0